FAO avanza en el desarrollo del proyecto para la producción de semillas de buena calidad en Costa Rica y Centroamérica

20 01 2011

San José, 20 de enero de 2011. La Representación en Costa Rica, de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, viene apoyando al Sector Agroalimentario desde junio del 2010; a través de un proyecto de estímulo a la agricultura familiar campesina, mediante la producción y acceso a semillas de calidad.

Se trata del proyecto “Reforzamiento de las políticas de producción de semilla de granos básicos en apoyo a la agricultura campesina para la seguridad alimentaria en países miembros del Consejo Agrícola Centroamericano (CAC)”, financiado por el Fondo España-FAO para América Latina y el Caribe con una inversión para la región, de aproximadamente 12 millones de dólares

En Costa Rica,  la inversión supera los 800 mil dólares y tiene una duración de 3 años. Es facilitado por la FAO y se ejecuta, apoyando el trabajo coordinado con las instancias gubernamentales pertinentes, tales como, el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Costa Rica (MAG), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Oficina Nacional de Semillas (ONS) y el Consejo Nacional de Producción (CNP). Además, se cuenta con el apoyo técnico y académico de la Universidad de Costa Rica (UCR) y la Universidad Nacional (UNA).

El proyecto busca aumentar la disponibilidad y acceso de semilla de buena calidad, mediante la formación de empresas de producción local de semillas de frijol y maíz.

“Frente al contexto internacional, marcado por el aumento de los precios, este proyecto viene a proponer una alternativa para la adaptación a los efectos coyunturales, creando instancias de participación para que las asociaciones de pequeños productores costarricenses, se conviertan en  actores locales en la cadena de producción de semillas de calidad”, expresó Octavio Ramírez, Oficial a cargo de la Representación de la FAO en Costa Rica.

Este proceso se inicia con la planificación de la demanda potencial, analizando el mercado por tipo de grano, seleccionando las variedades  y los lotes de tierras a sembrar. Luego, se realiza un proceso de fiscalización de la calidad en tres niveles: primero, a nivel de campo; segundo, a nivel de ingreso en el área de acondicionamiento; y tercero, con análisis de laboratorio, para garantizar la calidad de la semilla a cargo de los comités. Al final del proceso, las asociaciones de productores compran la semilla y las envían al CNP para su almacenamiento.

Los granos básicos como el frijol y el maíz, constituyen la base productiva, económica y alimentaria de muchas familias campesinas. Sin embargo, esos agricultores suelen manejar sistemas productivos agrícolas de alto riesgo y vulnerabilidad.

Para contrarrestar esta desventaja, “este proyecto busca una serie de beneficios, tales como, reducir el uso de agroquímicos, disponer de semillas de buena calidad de las variedades que mejor se adapten a su localidad y sistema de producción, incrementar variedades criollas de alta calidad culinaria (gourmet), reducir los costos de producción, y generar las condiciones para que  el productor pueda competir con los precios de mercado, al tiempo de poder ofrecer una mejor calidad de grano”, explicó Rodolfo Araya, Coordinador Técnico Nacional del Proyecto en Costa Rica.

Actualmente se está trabajando con seis asociaciones de productores y comunidades agrícolas (ASOPROs), las cuales están recibiendo capacitación en la cadena productiva de semilla y la autogestión empresarial. Además, la FAO brinda asesoramiento técnico a través de expertos, para mejorar el marco normativo del país para poder legalizar la existencia de empresas locales de producción de semillas bajo la nueva modalidad.

Se espera que este proyecto beneficie a más de 2500 familias y productores campesinos del país, especialmente de las regiones Huetar Norte y Brunca.

Para Costa Rica, así como para el resto de países participantes del proyecto, esto significa una apuesta para elevar la  productividad y disponibilidad de alimentos, incrementar los ingresos de los productores y disponer de semillas de reserva para casos de emergencia, así como aumentar el impacto de los planes y programas nacionales de producción de alimentos.

“La mejora en la disponibilidad y en el acceso de semillas de calidad de variedades mejoradas de frijol y maíz de polinización libre que los campesinos tienen,  son aspectos de suma importancia para aumentar la productividad y la rentabilidad de los cultivos de granos básicos en el país, y por ende mejorar la competitividad del subsector de granos básicos”, enfatizó Octavio Ramírez.

El proyecto se está realizando simultáneamente en Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Belice.

Para cumplir con el objetivo central, resultado y productos del Proyecto Regional, la estrategia focaliza las acciones nacionales relacionadas con la cadena productiva de semillas, y se articula con las políticas y mecanismos que viabilicen las acciones en el marco del CAC.

Más información:

Fondo España FAO: http://su.pr/1W8ARU

Proyecto de Reforzamiento de producción de semilla: http://su.pr/1eLjMj

Sitio Web de la FAO en Costa Rica: http://www.fao.or.cr

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: