FAO, OIT Y GOBIERNOS ANALIZAN SITUACIÓN DEL EMPLEO Y LA POBREZA RURAL EN AMÉRICA LATINA

6 09 2012

6 de setiembre de 2012. San José, Costa Rica. Analizar las políticas de mercado de trabajo que pueden ayudar a combatir la pobreza rural en América Latina, fue el objetivo del seminario realizado en Costa Rica, derivado de los estudios de la temática realizados por la FAO, CEPAL y la OIT.

Durante la actividad se analizó la relación entre las pobreza y la población rural, que según el estudio, bajó solo de 60% en 1980 a 53 % en 2010, pese al aumento de las agroexportaciones, del auge agrícola y del crecimiento económico registrado por América Latina durante ese período, especialmente la última década.

De izquierda a derecha, Ministra de Agricultura y Ganadería, Gloria Abraham; Deep Ford, Representante Subregional de la FAO para Centroamérica.

“En algunos países de Centroamérica la pobreza supera el 50% y esto se agrava en las zonas rurales donde puede llegar a superar el 70%. Una de las prioridades de la FAO es fortalecer capacidades para la resiliencia alimentaria y superar las condiciones de vulnerabilidad”, comentó Deep Ford, Representante Subregional de la FAO para Centroamérica.

Según argumentó Ford, una de estas condiciones son las grandes inequidades del mercado de trabajo rural y la incertidumbre de los precios agrícolas, agravada no sólo por la situación cambiante del mercado global sino por la falta de políticas públicas nacionales para hacer frente a esas influencias externas.

El informe menciona que la región debe reforzar la institucionalidad y las políticas públicas, de manera que contribuyan al mejor funcionamiento del mercado de trabajo rural para que el empleo sea una vía efectiva de reducción de la pobreza.

“Uno de los mayores retos de los que trabajan en el campo es el acceso a la formalidad, en la que se respeten derechos como el pago del salario mínimo y permita la participación en la seguridad social”, agregó Virgilio Levaggi, Director del Equipo de Trabajo Decente de la Oficina de la OIT para América Central, Haití, Panamá y Rep. Dominicana.

Emilio Klein, director del estudio, destacó la importancia de la metodología adoptada para el encuentro, en la que escucha a los actores sociales, trabajadores, empleadores, parlamentarios y funcionarios públicos asistentes, para recopilar sugerencias que fomenten los cambios necesarios en los mercados laborales rurales de América Central, convirtiéndolos en espacios de combate de la pobreza.

Empleo y Pobreza Rural en Costa Rica.Costa Rica presenta uno de los porcentajes de pobreza más bajos de la región, donde uno de los factores que permiten esta situación favorable es el sistema de acceso a la propiedad de la tierra para pequeños y medianos productores y la existencia de modelos de organización y participación en el mercado como es el sistema cooperativo, destacó Gloria Abraham, Ministra de Agricultura y Ganadería.

Según datos del gobierno, el sector agroalimentario es el segundo proveedor de empleo del país, aporta el 15% del PIB, representa el 40% de las exportaciones totales del país, y de ese total el 50% dependen de pequeñas y medianas empresas.

“Un ejemplo de ello es que cerca del 30% de productores de café son pequeños y medianos productores, organizados en cooperativas agrícolas, cuyo modelo les ha servido como base para el trabajo y la comercialización”, agregó Abraham.

En el marco de estos estudios, se analizó también en Costa Rica, el caso de las mujeres temporeras en la agricultura del café; esto generó la necesidad de establecer una agenda de trabajo específica interinstitucional para contribuir a resolver los problemas que enfrenta este sector en la actualidad, agenda que será abordada por la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), Ministerio de Relaciones Exteriores, el Instituto del Café (ICAFÉ), el Ministerio de Trabajo (MTSS) y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

De izq a derecha, Virgilio Levaggi, Director del Equipo de Trabajo Decente de la Oficina de la OIT para América Central, Haití, Panamá y Rep. Dominicana; Juan Manuel Cordero, Viceministro de Trabajo; Gloria Abraham, Ministra de Agricultura

Anuncios

Acciones

Information

One response

6 09 2012
Juan Bravo

A la pobreza y empleo a nivel rural, afecta el poder adquisitivo y consecuentemente limita el acceso a los alimentos, sumando aún más el efecto adverso del cambio climatico, siempre estoy convencido de la necesidad de la empresarialidad del sector rural, fortalecer las reservas de alimentos a nivel de las propias fincas, fortalecer la resiliencia de las comunidades, apoyando la implemenatción de medidas de adaptacion al cambio climático.

Juan Bravo Gerente del Proyecto de adaptación al cambio climático con énfasis en seguridad alimentaria. Ecuador.

________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: